Debate sobre “¿Vivimos en Matrix” con David Parcerisa, Josep Guijarro, Miguel Pedrero y Miguel Celades

Guijarro y Pedrero desde la parte moderada y de otra parte Parcerisa y Celades hablando de conspiraciones, ufología y otras áreas que configuran la matrix en la que nos ha tocado vivir. Moderado por Alfonso Trinidad en el MAGIC SUMMER SITGES el pasado sábado.

3 pensamientos en “Debate sobre “¿Vivimos en Matrix” con David Parcerisa, Josep Guijarro, Miguel Pedrero y Miguel Celades

  1. celades y parcerisa,tanta gente que han entrvistado yo diria a los mas famosos en estos temas y aparte tanto que han estudiado estos temas y de momento se quedan sin saber que decir o argumentar y es tan sencillo como que la base de todo lo que existe es mente y energia,esa energia vibra a diferentes frecuencias y nosotros los que interpretamos la energia somos capaces de comprender solo esa parte de la energia con la que podemos ponernos en sintonia.por que un radio no pueda captar una emisora no quiere decir que la emisora no exista es simplemente que el radio no es lo suficientemente sensible o sofisticado para captar la frecuencia de la emisora.Igual es la vida unica e universal,por eso se dice que la vida no nos pertenece,es una energia que da vida a todo ser capaz de manifestarla y cuando ese ser lla no es capaz de manifestar esa vida,la vida cesa pero la energia sigue existiendo,cuando una bombilla se rompe lla no pude dar la luz para lo que fue creada pero la corriente e. sigue estando en el circuito.En resumen,somos capaces de comprender de acuerdo a la calidad (frecuencia)de la energia con que podamos sintonizar,mejor energia mejor calidad de vida,somos lo que pensamos.en esto se basa la evolucion espiritual.

    Me gusta

  2. YA NO QUEDA MÁS TIEMPO

    Hace ya 41 años que entré en contacto personal con Seres Superiores procedentes de otros mundos y asumí la Misión que Ellos me encomendaron: Avisar de los hechos que iban a desarrollarse en el tiempo futuro e invitar a todos aquellos a los que llegaran mis palabras a reflexionar y, si era preciso, a cambiar de conducta, para dar a sus vidas un sentido más positivo de cara al final de un Ciclo cósmico en este planeta y a una renovación en su Humanidad.

    Durante todos estos años he utilizado todos los medios de comunicación que han estado a mi alcance para difundir los mensajes de alerta, de advertencia y amonestación, que me han sido facilitados por los Hijos de la Luz y, dentro de lo posible, he intentado hacer sobresalir sobre el dramatismo de los traumáticos acontecimientos finales, la gran esperanza de la renovación de esta civilización vieja y caduca por otra nueva y esplendorosa donde la Paz, el Amor, la Justicia y la Fraternidad, que ahora faltan, sean la moneda común.
    Los Sabios Siderales, tras el impulso ascensional que dio Jesús el Cristo, conscientes de que en orbes como éste, cercanos aún al proceso larvario, en cada final de Ciclo suele haber un enfrentamiento masivo entre el Bien y el Mal, quisieron ofrecer a cada hombre de este planeta, con la suficiente anticipación, una serie de mecanismos, conocimientos y señales que le permitieran decidir, libremente, en qué bando quería militar, ateniéndose después a las consecuencias. Unas consecuencias que también se le iban a mostrar mediante una gran variedad de escritos y voces proféticas, lo suficientemente impactantes y atrayentes, como para llevarle a reflexionar, y ponerle en situación de averiguar la Verdad, dándole un amplio espacio de tiempo para que pudiera elegir qué le convenía, con la posibilidad, por su libre albedrío, de aceptarla o rechazarla. Han sido dos largos milenios de predicciones, de mensajes, de signos celestes, de augurios apocalípticos, de multitud de fuentes, alertando de los hechos a suceder en los Tiempos Finales de esta Humanidad y que no iban a referirse a unos pocos años sino a un período temporal que comenzó en los albores del siglo XX, con la Primera Guerra Mundial, y terminará en las primeras décadas de este Tercer Milenio. Muchos han sido los profetas, muchos han sido los voceros que han hecho llegar sus avisos a todos los confines de la Tierra. Sólo han servido para la calidad, pero no para la cantidad.
    Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, pero éste, desobediente, ensoberbecido y egoísta, ha preferido ser como es y caminar por el sendero oscuro. Y esto es lo que no puede ser. En el transcurso de los años, la conducta de la gran mayoría de los seres humanos se ha ido degradando y su degeneración, lo mismo que su desobediencia a las Leyes Divinas ha llegado a límites inconcebibles e intolerables. El hombre, ignorando las advertencias de Juan, de Nostradamus e innumerables profetas de todo tiempo y lugar, ha creído que podía despilfarrar su herencia natural y hacer agonizar impunemente su morada terrena. Pero, igual que los restantes seres de los tres reinos de la Naturaleza, está sujeto a una Ley Cósmica que no puede rehuir ni violar, sin provocar un gran trauma. Porque la Naturaleza, en sí misma, tiene en todos sus planos un código de supervivencia. Cuando el hombre efectúa acciones de sentido agresor e involutivo sobre ella, responde con movimientos de fuerza contraria, intentando equilibrar lo desarmonizado. Dispone para ello de unos elementos primordiales llamados Zigos, los cuales actúan de forma automática, auto correctora, cuando se produce una agresión en el aire, en el fuego, en el agua o en la tierra. Este automatismo corrector causa inmediatamente enormes cambios, que afectan en primer lugar a los causantes de la desarmonía, los hombres irresponsables.
    A pesar de los esfuerzos en el Cielo y en la Tierra, la gente de esta Humanidad se ha llenado de egoísmo, odio, hipocresía, soberbia e impiedad, y la Creación entera se ha visto perturbada por su proceder diabólico. La obra del Mal ha llegado a destruir, en la gran mayoría, el amor y el deseo de caminar hacia la sabiduría y las cosas del Espíritu. Su forma de operar ha sido tan nefasta, que nadie se podrá salvar de los efectos justicieros de los elementos desencadenados, los jinetes apocalípticos, excepto los Elegidos. De nada ha servido, para esta generación impía, el alertar a las 7 Iglesias, el abrir los 7 Sellos, el resonar de las 7 Trompetas y el mostrar la impregnación de las 7 Copas. Ahora, YA NO QUEDA MÁS TIEMPO. El Juicio está, pues, por celebrarse, y cada hombre obtendrá su veredicto.
    Desgraciadamente, el tiempo que había sido concedido a esta generación, ya se ha terminado. Todo lo que tenían que saber los hombres de la Tierra, les ha sido dicho y, exhaustivamente, repetido. Ya no tienen excusa y todos serán obligados a asumir sus responsabilidades personales. La selección ya ha sido hecha y la separación también. Según los designios divinos, recibirá quien haya dado y le será quitado a quien ha quedado sordo y ciego.
    El que quiera ver que vea y el que quiera oír que oiga.
    José García Álvarez
    Roquetas de Mar – España

    Me gusta

  3. La tecnología nos adelanta al futuro y ciertamente estamos compitiendo con ella, quien no utiliza la tecnología se atrasa en conocimiento.

    Algunas personas que jamas han ingresado a un computador y menos manejado el Internet , desconocen nuestros adelantos tecnológicos que podrían hebitarles desgaste físico en sus labores habituales.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s