La alucinante misión a la Antártida de Carlos Tora en “Desde la Matrix”

Carlos Torá nos cuenta su increíble última misión a la Antártida y lo que allí vió como ex-agente del MOSSAD (Servición Secretos Israelíes).
De la mano de Miguel Celades, Carlos nos cuenta también todo sobre él y los temas que lo mueven a hacer la intensa labor que viene realizando en los últimos años.
Una entrevista “Desde la Matrix” que no debes perderte, pero primero te aconsejo que abras tu mente…

Si te ha gustado el vídeo suscríbete a nuestros blogs y canales de Youtube o a nuestros blogs:

Puedes verlos todos en nuestra nueva web principal:
http://www.cienciayespiritu.com

El desierto Sáhara fue un bosque hace 11.000 años y ya estaba construida la Esfinge

Mediante un análisis de sedimentos marinos, investigadores de la Universidad de Arizona han determinado los patrones de lluvia en el Sáhara durante un periodo que duró 6.000 años.

Resultado de imagen de El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora.

Lo que hoy es el Desierto del Sáhara era el hogar de cazadores-recolectores que vivían de los animales y las plantas presentes en las sabanas de la región y en las praderas arboladas hace entre 5.000 y 11.000 años.


«Era diez veces más húmedo que hoy», destaca la autora principal, Jessica Tierney, de la Universidad de Arizona. La precipitación anual ahora en el Sáhara oscila entre 4 pulgadas y menos de 1 pulgada (de 100 a 35 mm). Aunque otras investigaciones ya habían identificado la existencia del periodo del «Sáhara Verde», Tierney y sus colegas han recopilado un registro continuo de las precipitaciones de la región que se produjeron 25.000 años atrás.


Resultado de imagen de El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora.


La evidencia arqueológica muestra que los seres humanos ocuparon gran parte del Sáhara durante el periodo húmedo, pero se fueron retirando gradualmente hace aproximadamente 8.000 años. Otros investigadores han sugerido que el Sáhara se volvió más seco en el momento en que las personas se marcharon, pero la evidencia no fue concluyente, señala Tierney, profesora adjunta de Geociencias de la UA, cuyo trabajo se publicó este miércoles en Science Advances.


Resultado de imagen de El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora.

El registro de lluvias de su equipo muestra un periodo de mil años, hace unos 8.000 años, en el que el Sáhara se volvió más seco, el cual coincide con el momento en el que la gente se fue. «Parece que este periodo de mil años de sequía hizo que las personas emigraran masivamente», añade Tierney en un comunicado.

Cambio del eje terrestre

Resultado de imagen de El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: El Sáhara fue verde durante 6.000 años con 10 veces más lluvias que ahora
Los investigadores Peter deMenocal y Jessica Tierney, autores del estudio publicado.


En lugar de los sedimentos de los lagos, Tierney y sus colegas utilizaron núcleos de sedimentos marinos extraídos de la costa de África Occidental en cuatro sitios diferentes. Como los núcleos fueron tomados a lo largo de una distancia norte-sur de 1.300 kilómetros, desde el cabo de Ghir (Marruecos) hasta la esquina noroeste de Mauritania, revelaron tanto los patrones de precipitación antiguos como la extensión del Sáhara Verde.
Imagen relacionada


En las plantas terrestres, la composición química de la cera de una hoja cambia dependiendo de cómo era el clima de seco o húmedo cuando la planta estaba creciendo. La cera de la hoja también se lava en el océano y se puede conservar en los sedimentos marinos que se establecen año tras año.

Al analizar la cera de las hojas de los antiguos sedimentos marinos, el equipo determinó los patrones de lluvia pasados de la región y también recogió pistas sobre qué tipos de plantas estaban creciendo. El equipo también quería saber si las condiciones en la Tierra interactuaron con la atmósfera para afectar al clima, porque la mayoría de los actuales modelos climáticos no simula el periodo del Sáhara Verde.

La cantidad de radiación solar que recibe la Tierra durante el verano en el hemisferio norte depende de dónde está el «bamboleo» de la Tierra —variación en el eje de rotación—, conocido como precesión, en su ciclo de 23.000 años. Al comienzo del Sáhara Verde, el hemisferio norte estaba más cerca del sol durante el verano y los veranos más cálidos fortalecieron el monzón de África Occidental y produjeron más lluvia. Hacia el final del Sáhara Verde, el hemisferio norte estaba más alejado del sol y el monzón de África occidental era más débil.

«Hay una retroalimentación entre la vegetación, el polvo y la lluvia», resume Tierney. «En este momento, el desierto del Sáhara es la mayor fuente de polvo del planeta, pero un Sáhara con vegetación produciría mucho menos polvo».

Fuente: http://misteriosresueltosysinresolver.com/el-desierto-sahara-fue-un-bosque-hace-11-000-anos-y-ya-estaba-construida-la-esfinge

Documentos y mapas nazis demostrarían existencia de la Tierra hueca

Durante muchos años se creía que la Tierra era hueca, muchos lo han negado, pero la verdad es que existen documentos y mapas nazis que demostrarían su existencia.

Una de las preguntas más interesantes que muchas personas se han hecho durante siglos es si existe la posibilidad de que nuestro planeta es hueco. Durante muchos años se creía que la Tierra era hueca, pero a pesar de que muchos han llegado con teorías, hasta el año de 1968 no había ninguna prueba. Ese año, las imágenes tomadas por un satélite en órbita alrededor de la Tierra mostraba claramente un enorme agujero situado en el Polo Norte; suficiente evidencia para apoyar la teoría de la Tierra Hueca según muchos.

Hemos leído sobre historias legendarias sobre los Nazis quienes exploraron las regiones del sur de nuestro planeta e incluso crearon bases secretas en Neuschwabenland. Algunos también hablan de la operación Highjump y los viajes del Almirante Byrd, donde se observaron aeronaves muy avanzadas volando por los alrededores y explorando nuevos territorios. No hace mucho tiempo, se descubrió mapas y documentos del Tercer Reich en el que se muestran varios pasajes secretos que fueron utilizados por los submarinos alemanes para acceder a las misteriosos regiones subterráneas, así como un mapa completo de ambos hemisferios y el misterioso del reino de Agartha.

 

También existe una carta, supuestamente escrita por Karl Unger, quien estaba a bordo del submarino 209 alemán, comandado por Heinrich Brodda, en el que señala que la tripulación había llegado al interior de la Tierra y que ellos consideraron en su momento no regresar.

 

 

Pero, sabemos que durante la Segunda Guerra Mundial, el submarino alemán mejor equipado sólo podía sumergirse hasta 260 metros, con un rango de 620 kilómetros en condiciones óptimas. La distancia más corta desde el océano abierto al Polo Sur geográfico es aproximadamente el doble del rango bajo un kilómetro de hielo; por lo que las posibilidades de que un submarino alemán podría hacer ese viaje son muy bajas, por supuesto existe esa posibilidad, donde los alemanes podían haber tenido submarinos mejor equipados que nosotros no conocemos.

Además, la profundidad del océano Ártico en el Polo Norte es aproximadamente cuatro veces de lo que el mejor submarino alemán fue capaz de soportar.

Las historias aquí están respaldadas por los mapas realizados por el famoso cartógrafo y artista Heinrich C. Berann para la National Geographic Society en 1966. En ese mapa, el continente antártico se pueden observar sin su gruesa capa de hielo. Pero el detalle más intrigante es la presencia de pasajes submarinos que atraviesan todo el continente y parecen converger en el lugar exacto que se identifica como la apertura hacia el interior de la tierra o de la Tierra Interna.

Mapa hecho por Heinrich C. Berann para la National Geographic Society en 1966. Al parecer, muestra la entrada al interior de la Tierra.

Hitler estaba obsesionado con el misticismo y lo inexplicable, estaba muy interesado en los OVNIS y la historia antigua, y muchos de sus seguidores lo sabían y lo apoyaron. El Führer era conocido por “eliminar” a la gente de quien se sentía amenazado o no compartían sus creencias.

Mapa de 1944 del Tercer Reich que detalla no sólo el pasaje directo utilizado por los submarinos alemanes para acceder a este dominio subterráneo, sino también un mapa completo de ambos hemisferios del reino interior de Agharta

 

La posibilidad de que la tierra es hueca, y que se puede acceder a través de los polos Norte y Sur, y que civilizaciones secretas florezcan dentro de él, ha estimulado la imaginación de la gente a través de los siglos. Sólo podría llegar a ser verdad, después de todo, que de alguna manera y en algún lugar hay un acceso que conduce a un mundo completamente diferente, uno que se ha mantenido en secreto durante años.

La evidencia de una “Tierra Hueca” se encuentra en la historia de innumerables civilizaciones antiguas.

El héroe babilonio Gilgamesh visitó a su antepasado Utnapishtim en las entrañas de la Tierra; en la mitología griega, Orfeo trato de rescatar a Eurídice del infierno subterráneo; se decía que los faraones de Egipto se comunicaban con el mundo subterráneo, que se podría acceder a través de túneles secretos ocultos en las pirámides; y los budistas creían (y todavía creen) que millones de personas viven en Agharta, un paraíso subterráneo gobernado por el rey del mundo. Así que justo cuando uno pensaría que estas teorías podrían ser nada más que excesivas imaginaciones, uno en realidad llega a cruzarse con evidencias dentro la historia antigua que apuntan hacia la posibilidad de un mundo interior dentro de la Tierra.

¿Es posible que exista otro mundo debajo de la superficie de nuestro planeta? ¿Será posible que en realidad exista vida inteligente allí?

 

Fuente: http://codigooculto.com/2015/09/documentos-y-mapas-nazis-demostrarian-existencia-de-la-tierra-hueca/

 

La CIA ha lanzado a los arqueólogos que descubrieron esqueletos gigantes una terrible amenaza, “ustedes está jugando a un juego muy peligroso”

Los profundos lagos de Rusia están poblados por una raza de humanoides gigantes subacuáticos

Rusia es el hogar de un gran número de misterios, cada una más extraña que la otra. El siguiente caso no es una excepción.

A pesar de que estos acontecimientos particulares han estado ocurriendo durante miles de años, nuestra historia comienza en la década de 1930, cuando un investigador ruso de lo paranormal llamado Ilya Grabovsky estaba explorando extraños sucesos que rodean el lago Issik Kul, un cuerpo de agua de gran profundidad ubicado en las montañas del norte de Tian Shan. “Issik Kul” significa “Lago caliente”, una referencia al hecho de que el lago nunca se congela, a pesar de estar rodeado de montañas heladas.

Lago Issik Kul

Grabovsky había oído leyendas sobre cuevas ocultas en la zona por lo que se contactó con un local que inadvertidamente tropezó con una. En un primer momento, el hombre se mostró reacio a describir su experiencia, pero el investigador paranormal finalmente lo convenció para transmitir sus conocimientos. Le dijo a Grabovsky que él y sus amigos estaban pescando en la orilla noroeste del lago, cuando vieron una cueva. Era inaccesible por lo que decidieron volver al día siguiente con cuerdas, linternas y picos.

Al día siguiente, los hombres comenzaron a explorar la cueva e hicieron un descubrimiento sorprendente dentro de su sector más interno. Descubrieron tres esqueletos humanos, de más de diez pies de altura cada una. Alrededor de sus cuellos, cada esqueleto tenía un amuleto de plata en forma de lo que los hombres describieron como “murciélagos”. Un aspecto interesante, ya que ha habido varios reportes que describen a OVNIs de esta forma particular, no sólo en Rusia, sino también en el resto de la mundo.

Ver también: La misteriosa caverna de los Gigantes Pelirrojos

Aún más intrigante es una leyenda local de Kirguistán que hace referencia a una ciudad hundida en el fondo del lago Issik Kul. El último gobernante de la antigua ciudad había sido el rey Ossounes, un gigante con “orejas largas”. La leyenda también menciona que Ossounes fue capaz de volar entre los picos de las montañas “en un abrir y cerrar de ojos”.

Este descubrimiento asustó a los hombres lo suficiente como para guardar silencio al respecto durante años, pero no lo suficiente para dejar los amuletos de plata atrás. Ellos fundieron las joyas y vendieron la plata, pero mantienen un pequeño fragmento como recuerdo. Ninguna fotografía de este fragmento sobrevivió hasta este día, pero Grabovsky escribió más tarde que los científicos soviéticos que tuvieron la oportunidad de examinarlo fueron incapaces de determinar su edad exacta.

Galvanizado por la confesión del pescador, Grabovsky decidió profundizar en el misterio. Hurgando en los archivos locales, se topó con la primera mención de criaturas gigantescas similares, que se remonta a mediados de 1800. Un grupo de niños de Georgia (en ese momento, Georgia era parte del Imperio ruso) estaban buceando en busca de mejillones en el lago Issik Kul cuando pasaron sobre la entrada hacia una cueva bajo el agua dentro de la montaña cercana. Como probablemente habrás adivinado, la cueva era el hogar de los últimos restos mortales de varios gigantes. A pesar de sus mejores esfuerzos, Grabovsky nunca encontró esta cueva. O tal vez sí, pero se mantuvo en silencio. De cualquier manera, la versión oficial es que murió sin compartir los resultados de su trabajo con el resto del mundo. Pero este no es el final de la historia.

A principios de los años 1980, el lago Issik Kul se convirtió en el lugar para las pruebas soviéticas de torpedos, misiles submarinos y equipos de buceo militar. También fue uno de los lugares donde el ejército soviético llevó a cabo la formación continua de los buceadores de reconocimiento conocidos como “los hombres rana”. Otro lugar fue el ya famoso Lago Baikal.

En 1982, durante un ejercicio de entrenamiento de los hombres rana en el lago Baikal, los buzos se encontraron con un extraño grupo de nadadores bajo el agua. Los humanoides acuáticos eran enormes (más de 3 metros de altura) y, a pesar de nadar en aguas heladas, llevaban nada más que trajes plateados ajustados. Aunque los seres fueron vistos en una profundidad de más de 45 metros, ninguno de ellos llevaba algo parecido a un equipo de buceo. Sólo tenían cascos en forma de esfera que ocultan sus cabezas.

Naturalmente, este encuentro llevo a los líderes militares soviéticos el intentar una expedición para coger uno o todos los humanoides bajo el agua y un grupo de siete hombres rana fue montado y enviado a la zona. El ex veterano de guerra de Afganistán y autor Mark Shteynberg, que ha investigado extensamente este caso, recuerda:

“A medida que los hombres rana trataron de cubrir a la criatura con una red, todo el equipo fue propulsado fuera de las aguas profundas hacia la superficie por una fuerza poderosa. Debido a que el equipo autónomo de los submarinistas no permite salir a la superficie desde esas profundidades sin la estricta adhesión al proceso de paradas de descompresión, todos los miembros de la desafortunada expedición fueron atacadas por la enfermedad de buzo, o la enfermedad de compuerta flotante. El único tratamiento curativo disponible consistía en una reclusión inmediata en condiciones de descompresión en una cámara de presión. Tenían varias cámaras de presión como en la región militar, pero sólo uno estaba en condiciones operativas. Eso podía contener no más de dos personas.

Esos comandantes locales habían forzado a cuatro submarinistas a entrar en la cámara. Como resultado, tres de ellos (incluyendo el CO del grupo) perecieron, y el resto quedaron inválidos”.

Como consecuencia directa de este incidente, el general V. Demyanko, el comandante del Servicio Militar Buso de la URSS fue trasladado a la base militar de Issik Kul para informar a los funcionarios locales acerca de los peligros de intentar capturar a los humanoides gigantes subacuáticos. Esto sirve como evidencia de que el alto mando soviético era muy consciente de la presencia de tales criaturas, tanto en el lago Baikal y Issik Kul. ¿Se habría emitido una orden contra su captura si las criaturas no fueran reales?

No mucho tiempo después de eso, las Fuerzas de Ingeniería del Ministerio de Defensa emitió un boletín dirigido al cuartel general de la región militar Turkmenistán. El boletín señala muchos otros lagos donde se han reportado avistamientos de humanoides acuáticos similares, junto a los discos voladores habituales y esferas que ascienden y se sumergen en las profundidades. Esto nos conduce a creer que los incidentes en el lago Baikal y Issik Kul no eran acontecimientos singulares, sino más bien expresiones de un fenómeno mucho más amplio.

La veracidad de este incidente es apoyado por la admisión del escritor ruso Mikhail Demidenko. Después de familiarizarse con el relato de Shteynberg en 1992, Demidenko recordó pasar algún tiempo en el lago Baikal a mediados de la década de 1980, en una misión de la Unión de Escritores de la URSS. Fue allí donde los pescadores Irkutsk le contaron cómo vieron a los buzos soviéticos siendo lanzados fuera del agua y continuaron su ascenso a una altura de 9-15 metros por encima de la superficie del agua. Los pescadores no sabían sobre el episodio humanoide bajo el agua y se había estado preguntando por qué los militares soviéticos sometían a sus buzos a este tipo de pruebas.

Por lo tanto, ¿es este caso evidencia definitiva de que los lagos rusos son el hogar de una raza de humanoides gigantes acuáticos? No lo suficiente, ya que se necesita una prueba más palpable. Pero la continua existencia de leyendas y confesión de oficiales militares de alto rango retirados, como el coronel Vladimir Azhazha parecen sugerir que hay algo que está al acecho en las profundidades inexploradas de nuestro planeta.

Ver también: Masivas ruinas megalíticas encontradas en Rusia cambiarán la historia de la humanidad

Fuente: http://conspiraciones1040.blogspot.com/2016/07/los-profundos-lagos-de-rusia-estan-poblados-por-una-raza-de-humanoides-gigantes-subacuaticos.html