COSMONAUTA RUSA DICE QUE EL PLANETA NIBIRU ES REAL

Es profesora en ciencia aerodinámica y vicepresidente de la Gerencia Internacional de la Universidad de la ciudad de Arkhangelsk. Ganó el premio de la Federación Aeronáutica Internacional. Es madre de dos hijas y abuela de tres nietos.
0011nibirux.jpg
 En la actualidad despierta la atención mundial por sus presentaciones en conferencias que tratan la temática ovni. Según quien subió el video a la red, dejó una nota escrita de su puño y letra confirmando la existencia tanto del planeta X, los ovnis y los extraterrestres.
.
Es la primera mujer que piloteó un avión de combate y la primera también en romper la barrera del sonido. Es llamada “La Dama del Mig” y posee 103 récords aeronáuticos mundiales, de los cuales muchos aún no han podido ser batidos. Es profesora en ciencia aerodinámica y vicepresidente de la Gerencia Internacional de la Universidad de la ciudad de Arkhangelsk.
Ganó el premio de la Federación Aeronáutica Internacional. Es madre de dos hijas y abuela de tres nietos. En la actualidad despierta la atención mundial por sus presentaciones en conferencias que tratan la temática ovni.
images.jpg
 Allí revela secretos sobre la visita de seres extraterrestres a nuestro mundo que fueron celosamente ocultados por el ex-gobierno comunista durante más de 50 años.
Posee estudios en teología y en física y realizó diferentes prácticas tendientes a despertar sus habilidades psíquicas paranormales.
.Es capaz de captar el aura humana y entrenó en comunicación por telepatía. Con tantas medallas y conocimientos, es imposible no prestar atención a sus palabras.
Entrevista a la Cosmonauta Rusa publicada en la revista Planeta Urbano Durante la Guerra Fría en Rusia le daban mucha importancia al estudio del campo de lo paranormal. Ustedes han hecho importantes descubrimientos relacionados con las grillas energéticas del planeta y sobre un campo de registros psíquicos que envuelve la Tierra.
Hemos podido rescatar del fichero del olvido este interesante documental de Marina Popovich. En él la ex-cosmonauta rusa asegura que el planeta X es Real, así como otras cuestiones como la inteligencia extraterrestre, en línea con las declaraciones de otros cosmonautas como Aldrin y otros tripulantes de las misiones Apolo.

5 pensamientos en “COSMONAUTA RUSA DICE QUE EL PLANETA NIBIRU ES REAL

  1. Batalla mítica contra un animal

    Se ríen de mí las enfermeras. No pensarán más en lo mismo cuando tenga éxito mi libreto. Lo veo claro: arrastraré a más gente al cine que la película “Miguel”. Veinte millones desperdiciados… veinte… Y para aquel tiempo eran una buena fortuna. No sabían que tenían de frente a un Homero del modernismo, un Reverón del hiperrealismo, un Michael Douglas del drama, de la pirotecnia de la comedia. Ese era yo. Ignoran que estoy en planes. Hasta me apodaron “Tiburón” los ignorantes de Cachemira, no saben todavía que me deben la primera publicación de una revista informativa, turística, comercial y a color hecha en Cachemira. Es natural… Estratega del rotulado, músico folklórico estilizado, no sé si conservo una copia del L.P de mis éxitos. Cuando en mis días de fama me presentaba en el programa del difunto Amador. Soy Pedro.-Le dije- Muchos me conocen como “Cachimiro”. Y más nada, me contrató. No por que venga de Cachemira, en Paquistán, donde ahora me llaman Tiburón los doctores incrédulos.

    En Sala de Espera de Rehabilitación recordé una idea, la fórmula para hacer mucho dinero. Todo lo maquinaba desde hace tiempo y cuando empecé a escribir un cuento basado en un hecho real. -A nadie todavía se lo había dicho- Próximamente lo enviaría al concurso de cuentos del correo oficiosrentables@fraudes.com donde te premian con 8000 Euros en papel de monopolio, un diploma, un kilo de paja polaca y un salchichón español.

    Ahí estaba yo, en la Sala de Rehabilitación del hospital. A pesar de mis esfuerzos nadie alcanzó a creerlo pues les parecía mucha mentira para ser verdad, pero si lo suficiente para hacerse mítico. El cuento lo viví yo mismo, mejor dicho… un amigo -Es mi secreto- ¿Creen que es mentira?… ¿Lo creen?.. ¿No lo creen?… Yo les voy a mostrar lo contrario:

    Veían cosas… Si. Las veían…. Esas mismas que no se pueden decir. ¿Qué?… ¿Yo?… No se otro… En esa fiesta de platillos de plástico y cristal en el yate, un 7 de julio del año 1999 solamente hallaron un cubo de aluminio de aproximadamente 10 gramos (En puro aluminio) En su camarote el capitán Champan veía a través de la ventana de cristal de la puerta de una nevera la etiqueta verde de esa carísima cerveza alemana marca (W.W.W.) Willdfridd Wild Wallakhim.

    Yo tenía la piel de papel. Sin color. Dentro del agua y congelado del pánico. El otro que estaba atrás se subía al yate y nervioso decía:

    -¡Sangre! ¡Tráigame el arpón!

    Yo le vi las aletas y fui a verle los dientes. Por educación, normas de convivencia. No sabía de quien era la sangre y por eso le fui a preguntar:

    –Hola, disculpe. ¿Sabrá de quien es la sangre en el mar?

    –¿Sangre? De eso no sé nada. Cepillaba mis dientes. Te invitó a una fiesta. ¡Algo bestial! -Dijo con una sonrisa amistosa-

    Sabía que el novio de la anfitriona de la fiesta estaba armado hasta los dientes y me hice el loco. El tiburón no paraba de hablar de sus acetatos de Sandro, Nelson Ned y Rafael. Empezó a llorar cuando recordó los cincuenta clásicos, ¡Cincuenta! los que su hermano le dio a su amiga, o más que amiga, quizás para venderlos…

    Secándose los ojos con un trozo de algas el tiburón:
    –Como extraño mis clásicos. No compartió ni un centavo de la venta de los clásicos. ¡Mis reliquias! Inmediatamente me compré nuevos acetatos. Todos los diciembres suenan los clásicos en mis cornetas ultramodernas… El reproductor de L.P lo compré en 5 millones, hace más de 10 años. Y a crédito.

    Mientras tanto en la superficie:

    –¡Capitán Champan, lánceme “el cuchillo número 6”!

    Regresé y se lo clavé bajo las mandíbulas. Lo rajé. Lo rebané todo. En filetico. Todo era sangre, expresionismo, desorden. Una historia real. Y eso es todo… Un buen libreto. De las historias que pasan y nadie las cree. ¿Verdad?… ¿Me cree? ¿Todavía no? ¿Quién me la compra?

    El capitán revisaba los mensajes de texto. Eran invitaciones del Mouse London, invitaciones a rumbas. Era viernes y había trabajado como hormiga y le esperaban ellas. Tras el cristal, las hallaba frías entre la escarcha de la bodega.

    –¡Algo bestial! -Gritó al destapar la primera con los dientes-

    A Pedro después de cosidos los 150 puntos en la pierna murió días después, por un uñero.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s